El testimonio de Yarfoz

Fue el propio Ferlosio quien eligió El testimonio de Yarfoz como la mejor de sus novelas. Y, aunque suene a perogrullada, es la más ferlosiana de su narrativa, más que El Jarama y más que Alfanhuí, sobre todo por el vicio de la hipotaxis, pero también por la riqueza de su vocabulario, porque el despliegue de su imaginación parece historia, por el exquisito cuidado hacia sus personajes, que, como escribiera alguien, no son personajes sino tipos morales, y porque, de algún modo, es una respuesta a Walter Benjamin.

El testimonio de Yarfoz es una novela fantástica en el mismo sentido que lo son The lord of the Rings o A Song of Ice and Fire (–>Game of Thrones), pero en ella la violencia no constituye el grueso de la narración -sembrada de fantásticos nombres fantásticos-, sino que es el acontecimiento que mueve al príncipe Nébride al destierro. ¿Qué es, entonces, lo que ocupa las más de 300 páginas? La descripción de la geografía, la historia, las costumbres y las características de los pueblos que habitan las orillas del río Barcial y los grandes proyectos de ingeniería a través de los cuales han ido modificando la naturaleza para vivir en ella: la desecación del almarjal encargada por el príncipe Nébride al hidráulico Yarfoz, la construcción de un puente sobre el río, obra de los Grágidos y los Atánidas, la rueda hidráulica de las aldeas de Úriga y Múriga, la perforación de la gran pared rocosa llevada a cabo por el maestro Susubruz para construir una rampa por la que poder ascender y descender el enorme desnivel que impone el Meseged. En todos ellos hay un diálogo implícito con las Tesis de filosofía de la historia de Benjamin, diálogo que llega a explicitarse mediante la convicción de Susubruz de que “la obra más grande de este mundo no valía una sola vida humana”, una respuesta a la séptima tesis que afirma que “todo documento de cultura es un documento de barbarie”.

En cuanto a las varias voces que conforman su estructura narrativa -1) Yarfoz, que es quien da testimonio; 2) Ogai el Viejo, autor de la Historia de las guerras barcialeas, de cuyo libro II El testimonio de Yarfoz no es más que un apéndice; 3) el falso Ogai, responsable de algunas referencias aclaratorias interpoladas; y 4) el editor del conjunto, el propio Ferlosio- invito a leer este post.

La novela, dedicada a Demetria Chamorro Corbacho, incluye dos láminas del propio Ferlosio:

Un mapa de los pueblos de la vega del río Barcial (entre págs. 18-19)

Barcial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una panorámica desde las alturas del Meseged (entre págs. 124-125):

Meseged

 

 

 

 

 

No aspiro a escribir ninguna reseña exhaustiva, solo a que este post sirva como iniciación a los fragmentos que en adelante colgaré como botones de muestra. Pero sí quisiera, como los Grágidos y los Atánidas, construir un puente entre esta y otra obra de Ferlosio muy anterior en el tiempo en tanto que, en ambas, el protagonista se desvincula de su familia por la violencia cometida por uno de sus miembros: en El testimonio de Yarfoz, publicado en 1986, se narra el exilio al que Nébride se somete a sí mismo tras el asesinato cometido por Caserres y Obnelobio, su tío y su padre respectivamente; en un cuento que apareció en 1953 en el número 4 de la Revista española bajo el título “Hermanos”, un chico abandona a su familia tras ser rechazado por ella al haberse negado a propinar una paliza tanto al joven que dejó embarazada a su hermana como a los hermanos de este.

Esto es justamente lo que aprendimos leyendo tragedias griegas: que la tragedia es la familia, tanto el perderla como el tenerla, y que vengarla es la primera forma de perpetuar el mal, de reinstaurarlo eternamente. De ahí nuestra lealtad al príncipe Nébride.

Rafael Sánchez Ferlosio, El testimonio de Yarfoz. Madrid, Alianza, 1986.*

* La edición incluye varias erratas menores y una de todo un párrafo que se ha descabalgado en la página 262 y que afecta a Sofros, hijo de Nébride, y su amigo e instructor Tagrana. Ignoro si en las posteriores ediciones de Destino fue corregido.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El testimonio de Yarfoz

  1. orlando dijo:

    Pues siento decir que en la que yo he consultado, en Destino, de 2002, persisten las erratas, y a veces se agravan (es como si hubieran extraído el texto escaneando la primera en papel y pasándole un OCR, que confunde, entre otros, ‘Barcial’ por ‘Bardal’,y reproduce fielmente las erratas de la primera: ‘estatuas’ por ‘estaturas’, *’resurje’ por ‘resurge’, etc.).
    En cuanto al párrafo desvencijado de la página 262 de la primera, se reproduce burdamente remendado en la pág. 261 de 2002, dando tijeretazos a algún fleco que no se entendía y poniendo retales que cercenan el significado cuando no hacen ilegible todo el párrafo.
    Podría poner aquí, si quieres ,las dos versiones del puzzle, y, a falta de poder cotejar con la ed. de 2010 (Austral Destino), que parece la última, ofrecer la solución intermedia a la que he llegado.

  2. Henar Lanza dijo:

    “Bardal” por “Barcial”: madre mía… Sí suena a OCR, sí. Esperemos que en la reedición de RHM no se repita.

  3. orlando dijo:

    Yo también espero que se haga justicia a esta obra; choca el palpable esfuerzo del autor por ofrecer un texto riguroso y conciso, con la aparente desgana con que se ha editado y reeditado. Aunque reconozco que es fácil cometer gazapos: yo, por ejemplo, no me quedo con la ortografía de la mayoría de los nombres propios de la historia (curiosamente, yo creo que a ti también se te ha escapado una errata en este artículo: ‘*Grájidos’ por ‘Grágidos’, al menos en las dos ediciones que yo he consultado).
    ¿Se está preparando una reedición? Perdona, pero ¿quién es RHM?

  4. Henar Lanza dijo:

    Gracias por la corrección. En breve voy con lo de la reedición.

  5. Pingback: la viva imagen del error categorial | #ferlonomics

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s