yellow scream

“El maestro miró al niño de arriba abajo con unos ojos muy serios y dijo:
– ¿Tú? Tú tienes los ojos amarillos como los alcaravanes; te llamaré Alfanhuí porque éste es el nombre con que los alcaravanes se gritan los unos a los otros. ¿Sabes de colores?
– Sí.
– ¿Qué sabes?
El niño contó lo que había hecho con la herrumbre de los lagartos, pero nada dijo de la sangre, porque el gallo le había aconsejado que lo tuviera en secreto, puesto que él era el primero que la había conseguido.”

Rafael Sánchez Ferlosio, Industrias y andanzas de Alfanhuí.
Cap. III: “De cómo el niño fue a Guadalajara y se llamó Alfanhuí y las cosas y personas que había en la casa de su maestro”.

alcaravan ferlosiano Fotografía cortesía del ornitólogo Jaime Seuma.

La llamada del alcaraván.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s