«profesiones de la belleza»

“Desde las llamadas «azafatas» de aquel abominable juego de sadomasoquismo denominado «Undostrés» hasta aquellas adolescentes obligadas a fingirse oligofrénicas en un hoy desaparecido programa quién sabe si más artístico que publicitario o más publicitario que artístico, en el que Laura Valenzuela parecía enteramente una madame rodeada por su plantilla de putitas, por no hablar de aquellas elefantiásticas chorusgirls, cuya denominación, para ahorrarles mayor sonrojo a los lectores, reduzco a la sigla abreviada MMCHCH, todos han sido empleos subalternos, con función puramente ornamental -para adornar lo inadornable-, o sea publicitaria, y, a la postre ultrajantes para todo el común de las mujeres, en la medida en que no hacían más que recalcar y remachar una y otra vez la acrisolada idea de que el don natural de la belleza es la única cualidad realmente valiosa y apreciada que pueden ofrecer”.

Rafael Sánchez Ferlosio, Non olet. I_Introducción. XI_«Una función social»  § 1, 103 – 104

Imagen

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s