el alma (de Ferlosio) y la vergüenza (de los fotógrafos)

Uno de los rasgos que comparten todas las muchas entrevistas que le han hecho a Ferlosio desde que Random comenzara a reeditar su obra completa, es el ensañamiento obsceno de los fotógrafos con la vejez.

¿Todas? No. Hay una, solo una, en la que ni el entrevistador es un pelota, un pedante o un necio, ni el fotógrafo se comporta como un pornógrafo. Ese fotografo es José Aymá, del periódico El Mundo, y sus fotografías son los mejores retratos de Ferlosio que se pueden encontrar en la ancha y aburrida vastedad de internet.


jose-ayma-3

jose-ayma-1 jose-ayma-4

jose-ayma-2

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

el fracaso de la hipotaxis

La hipotaxis conlleva sus riesgos (el anacoluto y quedarse sin respiración) y sus fracasos: tener que recurrir a “venía diciendo”.

De esta entrevista y de esta otra.

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

clinamen

Hay ocasiones en las que una intuye o presiente la importancia de aquello ante lo que se halla antes de entenderlo de manera consciente. Pero no debe impacientarse: la comprensión racional, eso que necesitamos como si garantizara algo, tiene su propio ritmo y, si sabemos esperar a que se geste, llega, aunque solo sea para aquietarnos.

En el ascenso por el parque natural del Nevado del Ruiz hay una cresta que transcurre sobre el límite de los departamentos de Caldas y Tolima. O, más correctamente, al contrario: es el accidente geográfico el que demarca el límite político. Avanzando sobre esa línea irregular experimenté esa sensación de hallarme ante algo determinante, aunque solo días después, una vez acabado el viaje y ya de vuelta a la geografía urbana y cotidiana, he entendido de forma consciente que aquel era un enclave conceptual, una línea en el mundo y en el mapa sobre la que es humanamente imposible no sentir ni pensar.

Si en las alturas de esa línea uno de los vegetales del páramo -la estrellita, el musgo o el frailejón-, soltara el agua que por inteligencia natural retiene, una simple ráfaga de viento podría determinar que cayera por la cuenca occidental y atravesara el departamento de Caldas hacia Manizales o, por el contrario, que se precipitara hacia el Oriente, recorriera el departamento del Tolima y terminara en un pueblo como Armero.

En el parque del Nevado hay mucha más agua acumulada en forma de nieve que dentro de las plantas. El 13 de noviembre de 1985, las nieves de la falda del Tolima del Nevado del Ruiz, menos castigada por el ser humano, eran mucho más voluminosas que las de la falda de Caldas. La erupción del volcán y las altísimas temperaturas derritieron esa enorme mole de agua sólida y provocaron la avalancha que sepultó el pueblo de Armero y la vida de sus 20.000 habitantes, que tomaron el rostro único de la niña Omayra.

En 2016, en pleno proceso de paz, si observamos el devenir de Colombia a cámara lenta, podemos apreciar esos nanosegundos en los cuales el agua aún no ha caído por ninguna de las dos vertientes y no sabe si encontrará un cauce y será fuente de vida y de riqueza hídrica o si hará parte de la tromba ciega que arrasará poblaciones enteras y sean solo algunos cuerpos mutilados lo que después y ya lejos emerja.

No es metafórico: Colombia tiene los recursos naturales para ser uno de los países más ricos del mundo -tiene agua, sol, sal, carbón, petróleo, gas natural, uranio, oro, plata, platino, hierro, flora y fauna. Pero también alberga en sí la posibilidad de la declinación que perpetúe a los humanos que la habitan en su condición de estirpes condenadas a toda una eternidad, nada literaria, de violencia y soledad.

línea Nevado

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

RSF

Título: El pensamiento crítico de Rafael Sánchez Ferlosio. Sobre lingüística, historia, política, religión y sociedad.
Autor: Juan Antonio Ruescas Juárez
Prólogo: Victoria Camps
Editorial: Biblioteca nueva
Fecha de publicación: junio 2016
Páginas: 280
Precio: 21 euros
[índice y prólogo]

Sobre el perpetrador de la cubierta, de momento nada sé.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

mientras no cambien los dioses, gozará de impunidad la pedofilia

Para quien no lo conozca, Pierre Hadot (Francia, 1922-2010) fue un historiador de la filosofía antigua especialista en neoplatonismo y misticismo. De formación religiosa, fue traductor del griego, profesor de filosofía e investigador del CNRS, además del primero en introducir en Francia a Wittgenstein-sobre quien escribió un libro tan claro como bello titulado Wittgenstein y los límites del lenguaje– y el autor por el que Michel Foucault se enganchó a la filosofía griega.

Leyendo La filosofía como forma de vida, libro que se publicó en 2001 y que recoge las conversaciones de Pierre Hadot con Jeannie Carlier y Arnold I. Davidson, encuentro estas palabras sobre la pederastia que me han traído a la mente el Mientras no cambien los dioses, nada habrá cambiado, de Ferlosio, que, como casi todos sus títulos, no es solo un título, sino también una categoría para pensar el mundo:

“(…) pienso que la verdadera fuente del mal sigue existiendo; es lo que llamaría «el sobrenaturalismo»… la idea según la cual el comportamiento puede modificarse sobre todo a través de lo natural, y que la confianza ciega en la omnipotencia de la gracia permite hacer frente a todas las situaciones” (52).

En el caso de los curas pedófilos, explica Hadot, “los confesores y obispos tienen tendencia a creer, demasiado a menudo, que si alguien no puede dominar ciertas pulsiones basta con que rece” (52).

Hadot acusa a los confesores y obispos de una falta absoluta de psicología, de haber hecho creer a los curas pedófilos “que bastaba con confiar en la gracia de Dios” y de no haber alejado a estos del contacto con los niños (52). Da testimonio de cómo él mismo fue testigo de que algunos curas, conscientes de estas pulsiones, pedían ser alejados de ciertos destinos, lo que obtenía como respuesta del obispo: “«Si Dios te ha puesto ahí, es que te va a dar también la gracia para superar las dificultades; basta con rezar y todo irá bien»”

Hadot, de formación tomista, recuerda cómo en los manuales de enseñanza de la filosofía solo se trataba la moral teológica, pero en ningún momento la moral natural, en tanto que se consideraba que esta no existía: no se puede practicar la virtud sin la gracia. Lo que importa no es ser pecador, sino tener fe en Dios.

Y concluye Hadot: ante un caso de pederastia, lo que cuenta nunca es el peligro en el que está el niño, sino el cura y, sobre todo, el peligro en el que este pone a la Iglesia, que lo envuelve todo en una “conspiración del silencio”. Y termina: “la Iglesia no es la única que practica la hipocresía. En situaciones análogas, la armada o la policía no van a la zaga; también se muestran solidarias. Razón de Estado, Razón de Iglesia, siempre tienen buenas razones” (55).

Pierre-Hadot

Pierre Hadot

——————————————————————-

Obras de Pierre Hadot en español publicadas por Alpha Decay y FCE.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Indiana Jones

El párrafo final de “La monarquía minoica” da para una peli de Indiana Jones:

“La escritura misma desaparece, como arrastrada por el derrumbe de los palacios. Cuando los griegos vuelven a descubrirla, a finales de lo siglo IX, tomándola esta vez de los fenicios, no será sólo una escritura de otro tipo, fonética, sino producto de una civilización radicalmente distinta: no la especialidad de una clase de escribas, sino el elemento de una cultura común. Su significación social y psicológica se habrá transformado -podríamos decir invertido-: la escritura no tendrá ya por objeto la creación de archivos para uso del rey en el secreto de un palacio, sino que responderá en adelante a una función de publicidad; va a permitir divulgar, colocar por igual ante los ojos de todos, los diversos aspectos de la vida social y política” (48).

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

nimajneBretlaW

Dándole la vuelta a Benjamin (y a su lector, Ferlosio), nos atrevemos a decir que existe un documento de barbarie que es documento de cultura. Y si no, lean esta cita extraída del libro de Jean-Pierre Vernant, Los orígenes del pensamiento griego, específicamente del capítulo “La monarquía micénica”:

“el número de documentos que poseemos es reducido todavía: no se dispone de verdaderos archivos, sino de algunos inventarios anuales escritos sobre ladrillos crudos, que indudablemente habrían sido borrados si el incendio de los palacios, al cocerlos, no los hubiera conservado” (35).

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario